0

Regalos, regalos y más regalos…

En estas fechas en las que nos encontramos no podía dejar de escribir un post sobre los niñ@s y los regalos que les trae Papá Noel, el Apalpador o los Reyes Magos, o los tres… porque sí… a muchos de ellos les traen regalos los 3 o por lo menos 2 de ellos, igual el Apalpador no tanto, porque aún no es tan conocido.

Para l@s que no le conocéis, os diré que el Apalpador es un carbonero que vive en las montañas de Courel y que baja la noche del 24 o del 31 de diciembre a las aldeas, villas y ciudades gallegas para “apalpar” las barrigas de los niños y niñas gallegos y ver si comieron bien todo el año. Si es así, les deja un juguete de madera hecho por él y un puñado de castañas. Este personaje se mantuvo en el olvido bajo la influencia de personajes de otras culturas. Hoy en día está en proceso de recuperación.

Aquí os dejo una foto del que hice yo este año para poner en el árbol de Navidad.

apalpador

Hoy me comentaba una amiga lo impresionada que se quedó al ver a unos niñ@s el día de Navidad abriendo cada un@ siete regalos, siete!!!  Y eso que aún faltan los Reyes por venir… En fin… cómo estamos educando a estos niños y niñas??? Igual deberíamos pararnos y reflexionar un poco.

Ayer, en mi trabajo los niños y niñas comentaban lo que les había traído Papá Noel… hasta ahí todo normal… lo que me sorprendió gratamente fue que dos hermanas llegaron todas contentas cada una con su libro, y les preguntamos si se lo había traído Papá Noel, su respuesta me encantó y me sorprendió , “No, me lo regaló mi padre, a nuestra casa no viene Papá Noel, vienen los Reyes”. Ojalá hubiese más casos así.

En mi trabajo siempre aprovechamos para trabajar la Navidad de una forma diferente, ya se encargan otros de trabajar lo de siempre. Les acercamos a la figura del Apalpador, descubrimos como se celebra la Navidad en otros países, cuáles son sus costumbres y tradiciones al mismo tiempo que conocemos diferentes aspectos de esos países y sobretodo educamos para un consumo responsable. Proponemos actividades para que descubran que no es necesario tenerlo “todo” para pasárselo bien. Lo importante es tener imaginación y ser capaces de disfrutar con cualquier cosa. Esta idea la transmiten muy bien cuentos como:

no es una caja

agasallo

crispinla mejor navidad

Cualquiera de ellos es 100% recomendable, pero  “No es una caja” y “Un agasallo diferente” dan mucho juego.

Jugar es de suma importancia en el desarrollo de niños y niñas. Es una buena forma de divertirse, relacionarse y aprender desarrollando actitudes y habilidades necesarias para la vida. Con los juegos se representan roles, se favorece la imaginación, la maduración y el pensamiento creativo.

En las fechas navideñas, niñas y niños comienzan a ilusionarse con todos aquellos regalos que van a recibir. La publicidad de juegos y juguetes se dispara en los medios de comunicación y en los catálogos de grandes almacenes.

Ante esta demanda las familias deben plantearse el valor educativo de los juguetes, cuáles son los más adecuados para cada niño o niña.

Además, en las campañas publicitarias de juguetes predominan los rasgos sexistas, por lo que estamos limitando su elección o el aprendizaje de ciertas actitudes y habilidades que pueden coincidir o no con su personalidad. Sus gustos y preferencias están mediatizados y ligados a la sociedad de consumo.

Los juegos y juguetes pueden contribuir a la modificación de conductas, actitudes y valores, y, en este sentido, es destacable la labor educativa que las personas adultas pueden realizar si se analiza e interviene adecuadamente en la elección de los juegos y juguetes.

Argumentar y estar a favor de los juegos no sexistas no es imponer, forzar o prohibir a los niños jugar con coches o motos y las niñas con cocinas o muñecas, todo lo contrario, es anular prohibiciones; permitir que niñas y niños jueguen indistintamente del sexo que tengan. Se defiende que a partir de las diferencias personales cada niño, cada niña, pueda desarrollar sus capacidades y aptitudes al máximo, al margen de estereotipos impuestos. Se propone, de este modo, romper limitaciones artificiales y abrir, inventar, crear o rescatar formas de juego no sexista.

 A continuación os dejo una serie de indicadores que desde mi punto de vista deben reunir los mejores juguetes:

– Que sean pocos. Esperados y deseados. Seguros y acordes a la edad.
– Divertidos, entretenidos, con diversas potencialidades de juego.
– Libres de prejuicios sexistas.
– Desarrolladores de todo tipo de habilidades tanto en niños como en niñas.
– Que ofrezcan igualdad de participación, comunicación e interacción en niños y en niñas.
– No deben potenciar sentimientos y afectos diferentes en niños que en niñas.
– No proyectar distintas imágenes del mundo para unos y para otras.
– Que propicien el juego cooperativo, y actitudes prosociales y no violentas.
– Que desarrollen lo creativo, que estimulen la curiosidad, sus intereses.
-Algunos que desarrollen el juego tranquilo y otros que necesiten de juego al aire libre, con actividad física.
-Que cubran los ámbitos de lo público y lo doméstico, tanto en niñas como en niños.

Espero que todo esto os sirva a la hora de elegir los juguetes que le pedís a los Reyes Magos, es una tarea complicada, pero pensad en todas las potencialidades que tiene la elección del juguete adecuado.

Nos leemos. 😉

Anuncios